BÚSQUEDA

NOTICIAS

8 de enero de 2013 | Publicado por Revista Medicos - Medicina Global

Quo Vadis 2012 - Medicina Prepaga: los efectos adversos de la ley 26.682

En el último panel de Quo Vadis Salud, los principales actores del sector prepago discutieron los efectos adversos de la ley 26.682 a la vez que aportaron una mirada optimista sobre las oportunidades que la medicina prepaga tiene por delante.

La última mesa de la edición 2012 de Quo Vadis Salud estuvo dedicada a la medicina prepaga. Para realizar una aproximación a la disyuntiva “¿Crisis u oportunidad?”, el panel contó con la presencia del Lic. Horacio Raiman, Director Ejecutivo de Medifé, del Lic. Julio Diez, Director Comercial Corporativo de Swiss Medical Group, del Lic. Humberto Maone, Gerente General de Corporación Asistencial, del Sr. Juan Funes, Director Comercial de Galeno, y del Sr. Ariel Ulla, Gerente Comercial de Mapfre Salud. Con la coordinación del Lic. Aldo Perfetti, Gerente Comercial de Sifeme, los oradores presentaron nuevas perspectivas en relación a la ley 26.682 de marco regulatorio para la medicina prepaga. Asimismo, brindaron una visión optimista del panorama actual que enfrenta el sector y dejaron claros los conflictos y problemáticas que, de no resolverse, pondrían a las compañías en una situación más que crítica. “Vemos que hay una oportunidad, estamos en la lista de los optimistas”, anunció Perfetti para dar paso a las presentaciones.

EL MODELO DE LA HISTORIA
Para abrir su disertación, Juan Funes anticipó en qué área temática iba a ahondar: “Voy a hablar de por qué existimos: algo bueno tenemos que haber hecho como sector para tener tantos afiliados, tantos sanatorios, tantas farmacias”. Es por eso que Funes se dispuso a “hacer un poco de historia”.

Así, recordó que fue en 1949 que se fundó el Ministerio de Salud y se nombró al neurólogo Dr. Ramón Carrillo como Ministro. “Lo que se planteó Carrillo, detalló Funes, fue dar a todos los habitantes la mejor medicina”. 

Carrillo puso manos a la obra y comenzó su gestión atacando lo inmediato: combatió el paludismo, trabajó en prevención y creó sistemas educativos para la higiene. Más tarde, junto a sus colaboradores, descentralizó las escuelas de enfermería y logró formar más de 7000 enfermeras de nivel, comentó Funes. “Esto fue lo que marcó la diferencia en el gobierno de Perón pero, luego del golpe de estado del 55, estas políticas se fueron frenando”, señaló.

En los 70, continuó Funes, es que surgieron las primeras empresas de medicina prepaga. “La novedad era que se trataba de un sistema cerrado, descentralizado y que daba la posibilidad de acceder a una cartilla y de ir a los sanatorios que cada uno quería; fue algo innovador”, destacó Funes.

Con la vuelta a la democracia el sector comenzó a crecer y se fortaleció con la ley de desregulación, en plenos 90. “En 2010 salió la tan cuestionada Ley de la medicina prepaga: si uno piensa si plantea una crisis o una oportunidad, yo pienso que es una oportunidad”, especificó Funes. Sin embargo, los problemas existen en el sector. La falta de camas, por ejemplo, es un conflicto claro. Es por eso que “tenemos que ver cómo seguir adelante”, sugirió.

Juan Funes, Director Comercial de GALENO: Algo bueno tenemos que haber hecho como sector para tener tantos afiliados, tantos sanatorios, tantas farmacias.

“Sí, se trata de una oportunidad, pero también es una crisis”, comentó Funes. “¿Podemos armar un programa entre todos para enfrentar la crisis? Es difícil pero, si la intención está, se puede y es un desafío para todos”, aclaró.

Más tarde, destacó la importancia de considerar el largo plazo: “Debemos pensar en tener un plan de acá a 20 años”. En el sector prepago, prosiguió, “tenemos todas las herramientas para que los argentinos accedan a una mejor medicina”. Para concluir, Funes postuló que el mejor estratega es el que hace de un obstáculo una oportunidad; y “eso hoy depende de nosotros”.

ESTRATEGIAS PARA EL DESTINO
“La verdad es que hay un escenario complejo y al mismo tiempo hay oportunidades, como siempre”, adelantó Ariel Ulla. El escenario actual del sector de las prepagas, detalló, está conformado por una serie de factores que plantean interrogantes y conflictos: la ley 26.682, los incrementos en costos, los recursos de amparo y reveses judiciales que no contemplan la ley pero que, aun así, se emiten, y la creciente concentración del sector. “Esto complica nuestro normal funcionamiento y determina que haya clientes disconformes y empresas ineficientes”, enfatizó Ulla.

Más tarde, el Dr. se refirió a la brecha entre salarios y valores de las cuotas. En 2012, expuso, mientras que las paritarias han alcanzado los 400 puntos, el valor de la cuota es de 312 puntos. “Esto implica una insuficiencia de precios de alrededor del 20%”, especificó.

“Es posible encontrar una oportunidad en este escenario, aunque no es fácil”, advirtió Ulla. Para hacerlo posible, las empresas de medicina prepaga pueden adoptar diferentes políticas. “La primera es la alianza estratégica, como la que acaba de darse ente Mapfre y Galeno”. Además, detalló, la integración horizontal y vertical y la opción de los seguros de salud como nuevo servicio pueden ser otras de las estrategias a considerar como nuevas oportunidades. “De concretarse, estas opciones resultarían en una mejor gestión en las empresas, lo que se trasladaría al usuario como mejor servicio”, señaló.

Ariel Ulla, Gerente Comercial de MAPFRE SALUD: Va a haber oportunidades para las empresas que logren entender el cambio de escenario, que implementen políticas en este sentido y que piensen estrategias a largo plazo.

Para cerrar su presentación, Ulla dejó en claro que “va a haber oportunidades para las empresas que logren entender el cambio de escenario, que implementen políticas en ese sentido y que piensen estrategias a largo plazo”. “Me quedo con una frase”, sintetizó Ulla: “circunstancia no es destino”.

LOS REVESES DEL 10
“Es importante contar con una mirada integral desde el sector prepago porque la ley nos afecta de forma distinta a las empresas grandes, medianas, y pequeñas”, señaló Humberto Maone para dar inicio a su presentación. En ella se refirió al art. 10 de la ley de marco regulatorio, poniendo ejemplos de cómo afecta dicho artículo la práctica concreta de las empresas de medicina prepaga.

Para describir el modelo de negocio de las prepagas, Maone indicó que “tiene ingresos fijos y conocidos” y que, por su parte, “los egresos son desconocidos e ilimitados”: “Eso resulta en un modelo de negocio complicado”, especificó. A esta situación ya problemática, la ley vino a sumar nuevos factores. En relación a los ingresos, la ley agregó la regulación, lo que, detalló Maone, “genera una complicación adicional porque no estamos pudiendo ajustar de acuerdo al incremento de gasto”. Y, en términos de egresos, el art. 10 agrega un elemento no menos adverso: la obligación de incorporar a nuevos asociados con preexistencias.

Luego, Maone señaló que “la Superintendencia de Servicios de Salud todavía no ha establecido los valores diferenciales o nada parecido para hacer frente a las preexistencias”. “En una reunión reciente, comentó Maone, nos aconsejaron que, hasta que lo puedan hacer, cada compañía debe costear en forma individual esas sobre cuotas y enviarlas a la Superintendencia para su aprobación”

Lic. Humberto Maone, Gerente General de Corporación Asistencial: La no reglamentación del art. 10 nos está poniendo en una situación muy compleja a todas las prepagas, y sobre todo a las más pequeñas.

Más tarde, Maone aportó el ejemplo de la obesidad como preexistencia. En este aspecto, la ley habla de coberturas muy concretas. “En nuestro caso, indicó, hemos presentado un monto total de alrededor de 100 mil pesos a la Superintendencia pero se nos dio a entender que es inviable trasladar ese monto al asociado, aunque sea diferido en 36 meses”.

“Si bien todos somos optimistas”, el problema, advirtió Maone, es que “la no reglamentación del art. 10 nos ubica en una situación muy compleja a todas las prepagas, y sobre todo a las más pequeñas, por una cuestión de escala”.

“La gran pregunta que nos hacemos, dijo Maone hacia el final, es quién financia finalmente este tipo de leyes”. La oportunidad, sintetizó, está en “poder reglamentar la Ley de manera más lógica, de forma tal que estos desequilibrios no generen la desaparición de ninguna compañía”.

JUGAR CON LAS REGLAS CAMBIADAS
“Hoy estamos viendo cómo jugamos el partido cuando cambiaron las reglas”, planteó Horacio Raiman para empezar su disertación. Los niveles de satisfacción de los afiliados de las prepagas, constató, son altos. Es por eso que “vemos, más que como una oportunidad, una obligación profesional del sector defender estas cuestiones y estos valores”.

En relación a la ley, Raiman señaló que, entre estas nuevas reglas, “algunas son ciertas y otras son inciertas, y es la incertidumbre la que nos pone un poco más nerviosos a todos”. De todas formas, lo importante según Raiman es entender el cambio como “un proceso de aprendizaje” cuyo objetivo es el mismo para todas las empresas de medicina prepaga: “aprender a vivir en un marco regulado, lo que no es malo”.

Lic. Horacio Raiman, Director Ejecutivo de MEDIFE: Tenemos que dejar de pensar como aseguradoras de enfermedades y comezar a pensar como aseguradoras de salud, para encontrar el verdadero valor del dinero.

Raiman apreció que se haya creado un espacio de diálogo con la entidad regulatoria: “Desde hace ya unos meses estamos compartiendo muy buena calidad y cantidad de información”. Aunque se declaró entre los francos optimistas, Raiman subrayó también que hay al menos tres campos clave en los que el sector debe trabajar.

En primer lugar, se deben fortalecer aspectos de orden estructural: “Hay un rol activo que la autoridad regulatoria debería asumir, por ejemplo, para limitar la judicialización”, destacó Raiman. En segundo lugar, especificó, también hay que lograr que “sea la autoridad regulatoria la que dicte las normativas claras para todo el sector salud”. Por último, el Dr. destacó que el sector debe animarse a discutir temas que hagan a indicadores sanitarios de sus 6 millones de beneficiarios. “Tenemos que dejar de pensar como aseguradoras de enfermedades y comezar a pensar como aseguradoras de salud, para encontrar el verdadero valor del dinero”.

REALITY BITES
Para cerrar Quo Vadis Salud 2012, el panel de medicina prepaga contó con la exposición de Julio Diez, quien presentó la realidad concreta que hoy viven las empresas. En primer lugar, se refirió a las consecuencias de la ley. A la preocupación de Raiman por el art. 10, el representante de Swiss Medical sumó la suya por los artículos 17 y 23: mientras que el 23 “es de difícil resolución a futuro”, el 17, señaló, “dejó de ser un riesgo para pasar a ser un problema concreto”. En definitiva, postuló, “la ley tiene varios coladores”, que afectan a empresas grandes, medianas y pequeñas: “Las más grandes también son vulnerables porque la gente busca contención allí”. “Si no se lleva adelante una buena reglamentación, la Ley va a influir en la cartera”, indicó.

Más tarde, Diez describió las denuncias que tiene su compañía. En Swiss Medical, detalló, cuentan con 21 casos de beneficiarios que, habiendo presentado reclamos, ya están incorporados dentro del sistema: 13 de ellos fueron ingresos con patologías preexistentes, 7 reclamaron por los aumentos por edad y 2 por inclusiones por grupo familiar, algo que “no estaba previsto como un gran riesgo y es uno de los puntos que más nos va a afectar si no sale bien reglamentado.”

Lic. Julio Diez, Director Comercial Corporativo de Swiss Medical Group: Si no se legisla y no se reglamenta a conciencia, van a aparecer problemas graves, como la caída del servicio, porque ningún accionista va a poner plata para financiar el sistema.

“¿Cómo nos vamos a defender?”, se preguntó Diez. “Nosotros tratamos de cumplir con la ley en un 100%”, enfatizó, pero, en relación a las sobre cuotas que la empresa debe afrontar dijo que “es muy difícil que el rol que tiene que cumplir el estado lo empiece a hacer un accionista privado.” Diez comentó también que todavía no han recibido de la Superintendencia respuesta alguna ante los casos que presentaron: “Y eso es lo peor: ¿autorizará los valores diferenciales? Mientras tanto, la gente está ingresada dentro del sistema; le estamos dando cobertura hoy sin saber lo que va a pasar mañana.”

Para finalizar, Diez postuló un panorama crítico para el caso de que la ley no se reglamente correctamente: “Si no se legisla y no se reglamenta a conciencia, van a aparecer problemas graves, como la caída del servicio, porque ningún accionista va a poner plata para financiar el sistema”. En un “escenario de mucha incertidumbre”, concluyó Diez, se van a tener que realizar “ajustes por el servicio, si es que el gobierno no entiende que los fondos los tiene que aportar, como ya se los brindó a las Obras Sociales y al Pami”.

Fuente: Revista Medicos